Microinfluencers: gran poder de engagement

microinfluencers

Microinfluencers: gran poder de engagement

En marketing digital se considera que los microinfluencers son aquellas personas que han logrado destacar
en el ámbito de los canales de comunicación digital y que mantienen una audiencia o un número de
seguidores de entre mil y 1 millón. Otra característica es que están considerados expertos dentro de su
propio nicho o tema, por ejemplo, los gurús del fitness, los experimentados viajero, un perfeccionista
bloggero de gastronomía. Lo que interesa de estos especiales usuarios al estudio de estrategias de marketing
digital es que las acciones un microinfluencer tienen la capacidad de conectar a un nivel mucho más
profundo con sus audiencias, por lo que generan una mayor participación e interacción de los usuarios y
seguidores.

No todo está en los números altos
Uno de los aspectos más reveladores y fascinantes del fenómeno de los microinfluencers se traduce en un
análisis cuantitativo del engagement: en total, los influencers con en torno a mil seguidores generaron un
85% más de engagement en comparación con aquellos que contaban con más de 10 mil seguidores. Por
tanto, en este nicho específico, a medida que aumenta el número de seguidores, el engagement tiende a la
baja. Según estos resultados, mantener entre mil y 100mil seguidores constituiría el equilibrio perfecto para
lograr lo que precisamente se consigue con el engagement: que el contenido estratégico y original involucre
a los usuarios y cree interacciones significativas extendidas en el tiempo.

¿Cómo se explica que el microinfluencer desarrolle un mayor engagement?
Funciona como en las ciudades o poblaciones pequeños en los que, poco a poco, todos se acaban
conociendo, solo que, en lugar de tratarse de un entorno físico, estamos en un entorno virtual. Con una
audiencia más reducida, se genera mucha más interacción personal, lo que tiene un enorme valor en
términos de marketing digital. Por otro lado, en ese conjunto más reducido de seguidores de
microinfluencers, estos se ven a sí mismos como pares del influencer. No se produce esta sensación de
lejanía, de figura inalcanzable. Como consecuencia de esta percepción, el microinfluencer atesora
consumidores que confían en sus recomendaciones publicitarias y siguen sus consejos, a diferencia de los
fans de las estrellas con millones de seguidores. Este grado de accesibilidad también implica que en los
anuncios aspiracionales, lo seguidores aprecian poder verse identificados con los microinfluencers,
personas cercanas “de carne y hueso”.

Una ventaja para el social proof
Desde el prisma del marketing digital, la estrategia de provechar a los microinfluencers que son seguidos por
el público objetivo de una empresa, sitúa su servicio o su producto con las personas adecuadas para su
promoción y construcción de marca. Además, los consumidores, ante la duda, entenderán como correctas

las acciones, los mensajes, las decisiones y los comportamientos de los que considera expertos, los
microinfluencers. Por tanto, constituye todo un movimiento maestro en el fenómeno que describe la
psicología como social proof.