logo
Somos tu Agencia
Entramos a formar parte activa de tu equipo, de tu proyecto, aportando soluciones reales y trabajando codo con codo para lograr tus objetivos. Nuestros objetivos.
Más información →
Brandson Marketing Studio | 5 TRUCOS PARA HACER BUENAS FOTOS DE COMIDA
15724
post-template-default,single,single-post,postid-15724,single-format-standard,ajax_updown,page_not_loaded,,qode-title-hidden,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

5 TRUCOS PARA HACER BUENAS FOTOS DE COMIDA

Hoy en día cualquier persona que tenga su propio Smartphone se ha convertido en un potencial fotógrafo y somos muchos los que, antes de comer en un restaurante, hacemos unas cuantas fotos del plato. La fotografía de comida no es tan fácil como parece y tiene sus trucos, ya sea para redes sociales o para publicidad. Os dejamos con algunos consejos básicos para sacarle el máximo partido a tus fotografías de comida:

  1. LA LUZ
    La luz y la iluminación es lo más importante a la hora de realizar fotografías de comida, especialmente so las hacemos con nuestros teléfonos móviles. La luz ayuda a realzar los colores y a hacer que la comida parezca mucho más dramática. Las sombras, además, mejoran la textura de la comida. Lo ideal es colocar el plato cerca de una fuente natural de luz, como un ventanal con mucha luz lateral. Evita mezclar diferentes tipos de luz como la natural con luz fluorescente.
  2. EL CONTEXTO
    Todo plato debe tener un contexto propio. Las fotos deben contar historias, no solo mostrar el producto. Podemos incluir atrezzo como utensilios, servilletas, ingredientes incluso unas manos manipulando el producto. No olvides que la comida tiene que ser la protagonista, por lo que no hagas que los objetos que entren en escena, como el
    mantel o el propio plato, llamen más la atención que la comida.
  3. EL FONDO
    Las fotos cenitales funcionan muy bien para las fotos de comida, pero si vamos a realizar fotos frontales o laterales, debemos mantener un fondo simple y utilizar platos de un solo color. Lo ideal es que los fondos sean neutrales y con tonos tierra, ya que hacen brillar la comida. En caso de que no se pueda, intenta que la paleta de colores
    del fondo sea la opuesta a la de la comida que estás fotografiando.
  4. JUEGA CON LOS ÁNGULOS
    Una de las grandes ventajas de la fotografía digital es que podemos realizar muchísimas fotografías. No tomes solo una foto, muévete alrededor de la escena y busca distintos ángulos: desde los laterales, desde arriba, acércate a la comida… Ten en cuenta que la comida solo estará fresca durante un periodo corto de tiempo, por lo que procura preparar la escena y la luz antes de realizar ninguna foto.
  5. ASEGÚRATE QUE SE VEN TODOS LOS INGREDIENTES
    Ten en cuenta que el objetivo es que se vean todos los ingredientes del plato en nuestra foto. Por ejemplo, en una foto de una hamburguesa, debemos procurar que aparezcan todos los ingredientes perfectamente. En muchas ocasiones puedes usar elementos como palillos o soportes para que los ingredientes se queden en su lugar.